sábado, 31 de enero de 2009

sólo páginas...

Escribía muchas páginas que se iban quedando en su mesa de luz, debajo de algunos libros, por doquier... un día, después de algunos meses leyó lo que había escrito y tomo consciencia de lo que había sentido, de lo que había vivido y de lo importante que había sido para él esa experiencia sin tiempo ni lugar.
Lo asustaba mucho la distancia, el no poder escribir literatura sobre su piel, el no poder dibujar sonrisas con el perfume de su aliento o simplemente el no correr de la mano para no perder el tren...
Lo asustaban tantas cosas que él mismo perdió el tren por miedo a no llegar...

7 comentarios:

  1. El miedo es el peor enemigo del hombre.
    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  2. Éso es lo bueno de escribir lo que uno siente: se queda para siempre en las letras y luego podemos mirarlo desde afuera. ¡Cuántos perdimos el tren alguna vez! Lo importante es seguir en la estación...
    Un gran beso Baci.

    ResponderEliminar
  3. No hay que tener miedo al amor¡¡¡;))

    TE DEJO BESOOOSS¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. El miedo. este maldito miedo, que hace que perdamos nuestro tiempo!!!!! TENEMOS QUE PODER VENCERLO. HAY QUE ATRACESARLO Y SEGUIR PARA NP PERDER EL TREN DE NUESTRA VIDA, AUNQUE NOS SUBAMOS A UN VAGON DE ATRAS, SIEMPRE ESTAMOS A TIEMPO DE CAMINAR PARA ADELANTE Y PONERNOS EN EL PRIMERO!!!
    UN BESO
    rOXANA

    ResponderEliminar
  5. así es el miedo no sirve para nada y mirar las cosas desde afuera nos hace sentir mejor porque nos hace conocernos a nosotros mismos... se crece a cada instante... eso es lo mejor...

    un abrazo
    baci

    ResponderEliminar
  6. Tal vez sea que tengamos que hacernos upa un rato y mecernos y decirnos que todo va a estar bien, como la luna brillante y la brisa de la mañana... un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Baci, pase a saludarte, y no sabes cuanto me identifique con tu escrito, mi blog apenas tiene 4 meses, ahora ya no escribo practicamente, cuando tenías 13,14 años, vivía encerrada y mi único entretenimiento era leer y escribir en cualquier parte, servilleta, hojas sueltas, etc, se perdio parte de los escritos de esa epoca, bueno ahora quien dijo miedo, ya creci, y no dejo pasar el tren de las oportunidades, me embarco y punto lo demás es parte de otra historia. Un abrazo caluroso lleno de sol y de Luna.

    ResponderEliminar