miércoles, 23 de mayo de 2012


Al despertar se preguntó si en realidad fuese un poeta o si había sido la imaginación de su sueño a crear esa sensación de realidad. 
Mientras miraba el mar desde su ventana, se dejó llevar por el vuelo de una golondrina  que terminó aterrizando en el suelo al lado de una niña.

No es el viento el que recorre el tiempo, no es el mar quien guía a las golondrinas, no hay preguntas que tengan dudas, ni verdades que no sean bienvenidas.
La razón en lo profundo del ser se desvanece si no le damos su dosis de sentimientos, el alma no nos escucha sin alegrías ni sufrimientos.
El ser más intimo no sabe crear sin la ayuda de las emociones. Las mañanas sin brisa y las noches sin rocío han vaciado y maltratado el arte de quien no es un artista sino un simple soñador sin lápiz ni pincel.
En si la palabra sigue su camino y el caminante la recoge o la deja seguir su rumbo.
No hay palabras sin sentido y aunque las dejemos pasar siempre cumplen con su función llenando el espacio que cada uno tiene reservado para ellas.

Así el poeta supo que su ausencia también estaba hecha de palabras, algunas ya escritas por él mismo y otras que simplemente el caminante buscaba en su camino. Entendió entonces que también valían mucho las palabras no pronunciadas y llegó a la conclusión que durante el tiempo en el cual no había escrito también había acompañado al sol para que llenara de luz los ojos y el ser del caminante en busca de respuestas, preguntas, dudas, certezas, vivencias y de palabras que, aún no escritas, colmaran el vacío del poeta y de quien lo buscara.

El poeta se concentró en la golondrina y en la niña. El recuerdo del amor de su infancia le recordó que el tiempo no había pasado y que podía seguir contando con las mismas emociones de siempre, que escribir era una ilusión que compartía con el lector aunque, esa ilusión, viviera en el corazón de cada uno. 

1 comentario:

  1. Baci, tanto tiempo sin leerte, me gustó hacerlo otra vez.
    Gracias por este relato, me hizo recordar a un recuerdo que remite.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar