lunes, 5 de enero de 2009

agradecido

Si nada es claro al caminar
mis pasos parecen sordos
mis ojos no ven más allá
y mis oídos no entienden.

Cada paso busca huellas
cada huella de mis pasos
se pierde al subir el mar
y yo ya no se quien soy.

En la oscuridad veo una luz
es la luz de la amistad
que crece en un corazón
tan grande como un sol.

Si mis pasos fueran firmes
en vez de ver tan poquito
no dudarían de ese Sol
que con sus rayos me cura.

Hoy estoy muy agradecido
a ese Sol de la amistad
que con su calor verdadero
mi alma ha logrado curar.

6 comentarios:

  1. En la oscuridad está el misterio, atravesarla es todo un logro, sólo hay que seguir al corazón y no mirar atrás. El sol de la amistad sana muchas heridas.
    Un abrazo
    mj

    ResponderEliminar
  2. que emoción poder leer comentarios que le dan belleza a mis escritos y completan mis ideas en este día de sol radiante dentro de mi corazón.

    muchos soles para ti!!!

    ResponderEliminar
  3. En la búsqueda de uno mismo, la nostalgia se hace luz y la luz se hace magia. La magia está dentro nuestro, muy cerca de la luz que nos alumbra para mostrarnos nuestro camino.
    Gracias por tu comentario en "Carta perdida", me alegra haberte agasajado con las palabras justas.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo hacer para que esa amistad perdure por siempre?
    Creo, como vos, que la amistad es el Sol verdadero, el incondicional, el que cura todas las penas.
    Un abrazo...
    Alicia

    ResponderEliminar
  5. te quiero mucho Ale!!!
    gracias por tu Sol
    baci

    ResponderEliminar