viernes, 2 de enero de 2009

be happy

El mundo cambia dentro de uno mismo, 
aunque trabajar día a día para lograrlo 
es más difícil que cualquier otra fatiga,
si lo puedes imaginar... ya está hecho...

5 comentarios:

  1. Tienes razón, no sé si con imaginarlo está todo hecho, pero es bueno al menos comenzar a soñar.
    Un abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  2. Bueno... dicen que el secreto es imaginarlo como si ya existiera en nuestros corazones escuchando la vocecita de nuestras emociones.

    ¡¡¡que tengas un gran día!!!

    ResponderEliminar
  3. Es como vivir en dos mundos paralelos. Y se puede estar en ellos perfectamente si los sabemos integrar. También es cierto que nuestro exterior cambia, si nosotros cambiamos por dentro.
    Te enlazo a mi blog
    un saludo
    mj

    ResponderEliminar
  4. No es sólo cuestión de trabajo (aunque la fatiga sea mucha) sino de disposición. Excelente reflexión, Baci. Gracias por pasar por mi blog. Desde este lado del plantena, recibe un abrazo.

    ResponderEliminar